sábado, 28 de enero de 2012

Evaden menonitas millones en predial



EL HERALDO


CUAUHTÉMOC, Chih.- Más de 59 mil hectáreas de la Colonia Manitoba, que incluyen lotes de uso agropecuario, comercial, industrial y residencial, aportan tan sólo 6 millones 153 mil pesos de impuesto predial, cuando según la tarifa real tendrían que ser más de 112 millones, asunto que está originado un enfrentamiento entre colonos y autoridades.

El conflicto parte del esquema sobre el que paga el predial la mencionada colonia menonita, que desde su arribo, en la década de los años 20 del siglo pasado, ha encontrado un trato preferencial por parte de los tres niveles de gobierno, explicó la tesorera Irma Hernández Ruiz.

Comentó que la Colonia Manitoba paga su predial en tres cuentas comunitarias que abarcan las más de 59 mil hectáreas que hasta el año pasado ingresaron a las arcas municipales 6 millones 153 mil pesos en números redondos.

Este pago, de acuerdo a datos de Tesorería, representa entre el 6.5 y 7 por ciento de la tarifa catastral real de todos los lotes, dado que el último estudio realizado durante el 2011 arroja que la Manitoba, en su conjunto, debiera de aportar poco más de 112 millones 500 mil pesos.

Sobre esto, el secretario del Ayuntamiento, Manuel Mariani Nájera, ha expresado que aunque la cifra parezca alta, sigue siendo de alguna forma muy conservadora, ya que se está tomando a toda la colonia con una tarifa de uso de suelo rustico.

Sin embargo, expresó que en esa Colonia es en la que más se nota el desarrollo de la región, pues posee una gran variedad de usos de suelo, que van desde lo agropecuario hasta lo comercial, industrial y residencial, con algunas propiedades que valen varios millones de dólares, lo que es más notable sobre los casi 40 kilómetros del Corredor Comercial.

El sector ha tenido durante la última década un enorme crecimiento en cuanto a construcciones, muy alto incluso, según datos de Desarrollo Urbano del Municipio. Tan sólo el año pasado los colonos construyeron 115 mil metros cuadrados.

Estas construcciones elevan el valor de los predios y, como ejemplo de lo desproporcionado del cobro de predial actual, la Dirección en mención ha explicado que mientras hay lotes que se venden a mil pesos el metro cuadrado, se cobran impuestos en base a un costo de 40 pesos por metro.

Ante ello el alcalde Israel Beltrán Montes ha declaro en varias ocasiones que no se está tratando con justicia a toda la ciudadanía al brindar un cobro preferencial a la Colonia Manitoba, y que como el resto de la población debe cumplir con la ley y pagar sus impuestos en tiempo y forma.

"No puede ser posible que una propiedad que vale varios millones, algunas de ellas en dólares, pague de gravamen lo mismo o menos que una vivienda modesta en la ciudad", consideró al respecto el secretario del Ayuntamiento, mientras que Israel Beltrán declaró que si los colonos pagaran de forma adecuada el predial, no hubiera sido necesario crear el nuevo impuesto vehicular.

Esta visión ha sido apuntalada con las declaraciones del diputado local Jorge Ramírez Alvídrez, quien fue claro al decir que no hay ciudadanos de primero o segundo nivel, y que los miembros de la Manitoba tienen que pagar sus impuestos conforme a la ley.

Con esos argumentos, desde la recta final del 2011 la Presidencia arrancó con una campaña para negociar con los jefes de la Colonia Manitoba con el propósito de que se estableciera un esquema mediante el cual fueran aumentando su contribución cada año hasta que en un futuro llegaran a una cifra real.

Para negociar se han reunido en tres ocasiones los representantes de la comunidad con el municipio, en ellas las autoridades han tratado de explicarles el crecimiento urbano de la colonia, la gran cantidad de lotes, el valor catastral de los mismos y la necesidad de que hagan un pago proporcionalmente justo con el resto del municipio.

Aunado a lo anterior, el alcalde habló de la conveniencia de que se les cobre por medio de cuentas individuales que les dé certeza jurídica a los propietarios de inmuebles y predios y facilite el trabajo de la Presidencia en cuanto a la recaudación.

Dichas negociaciones han sido hasta el momento infructuosas, ya que la postura de la Manitoba, incluyendo la de prominentes empresarios, ha sido dura para no permitir el aumento ni el cobro del impuesto lote por lote.

En el último acercamiento únicamente aceptaron un aumento del 8 por ciento, que es el que se aplicó en todo el municipio de acuerdo a la Ley de Ingresos para el ejercicio fiscal 2012.

Los argumentos de los jefes de Colonia y de prominentes miembros de la comunidad menonita son que el aumento que pretende el municipio es desproporcionado e injusto, además de que lacera la economía de la colonia y de que el propio presidente municipal prometió en campaña no incrementarles el predial.

Asimismo, enfatizan que ellos mismos invierten sin el apoyo del gobierno en servicios como rehabilitación de caminos y brechas, recolección de basura, vigilancia y en la construcción de caminos y vialidades pavimentadas, por lo que cualquier aumento tiene que ser regresado de la misma manera en obras y servicios.

La próxima semana pudiera darse un nuevo acercamiento con el que el municipio espera cerrar este episodio y llegar a un acuerdo que impacte en una contribución notablemente mayor, de lo contrario, de manera unilateral, iniciará con el cobro casa por casa.

Cabe mencionar que las otras dos colonias menonitas con presencia en el municipio, Ojo de la Yegua y Swift Current, hace varios años que decidieron acogerse al esquema de cobro en cuentas individuales y a tarifas reales, por considerarlo más conveniente en cuanto a seguridad jurídica para los colonos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario