viernes, 23 de septiembre de 2011

Violaron a pareja federales presos por extorsionar



EL HERALDO DE CHIHUAHUA


No conforme con saquear su casa, cargaron con droga al hombre y lo consignaron

CD. JUÁREZ, Chih.- Entre las 200 denuncias contra agentes de la Policía Federal en Juárez se encuentra la de una pareja cuya casa fue saqueada por los elementos detenidos, quienes además violaron a la mujer y al hombre en un cateo ilegal a su vivienda, así como en una detención posterior.

La familia que durante el mes de marzo sufrió el cateo porque supuestamente estaba vendiendo droga, identificó entre los agresores a los 10 elementos detenidos, quienes fueron trasladados a la Ciudad de México acusados solamente del delito de extorsión.

De acuerdo con la denuncia, al ingresar estos individuos, que están plenamente identificados, la señora se encontraba sola junto a sus pequeños hijos y en su presencia fue violada y amenazada de que si los denunciaba la iban a asesinar junto con su familia. También se encargaron de saquear la vivienda, robándose todo lo que encontraron de valor.

La afectada y su esposo presentaron la denuncia correspondiente en la Delegación de la PGR, pero no ocurrió nada.

Cuando estos delincuentes se enteraron de que habían sido denunciados penalmente, el mes pasado detuvieron a su esposo y lo "cargaron" con droga, pero además lo violaron con el palo de una escoba y todavía tuvieron la osadía de consignarlo.

La familia optó por irse de la ciudad, pero ahora, al enterarse de que estos sujetos fueron detenidos, esperan se les haga justicia.

Los nombres de estos delincuentes que pertenecen a la 8ª. Unidad de Seguridad Pública son los siguientes: suboficial Isaac Moreno Hernández y suboficial José Juan Fuentes Rodríguez, quien fue señalado por su víctima como el sujeto que ordenaba la tortura y que además es el encargado de esta unidad.

Además fueron detenidos los policías primeros Nicasio García y Santiago Reyes Flores, que era el que ordenaba golpear a las víctimas, asegurando que él había pertenecido a la extinta aduana fronteriza y que cualquier autoridad le hacía los mandados.

Sin embargo, en el momento de su detención por elementos investigadores de la PGR, estuvo a punto de arrodillarse y pedir perdón.

También se encuentran en los separos de la PGR, en espera de que se les consigne a un juzgado federal, Ángel Miguel Cruz, Marcelo Xolo Ramírez, Raúl Carrillo Pérez, Agustín Tapia Celis, Alejandro Morales López y Olegario Hernández Ramos.

Cabe mencionar que todo lo que se robaban, incluyendo vehículos, era enviado a sus entidades respectivas. Para ello utilizaban el servicio de paquetería, y como tenían bajo control a los empleados de la Aduana, éstos les sellaban sin problema alguno las cajas que enviaban a sus domicilios particulares.

Los delitos que hasta el momento se les han integrado son: Privación ilegal de la libertad, extorsión, delitos contra la salud, violación a la ley de armas de fuego y explosivos y otros que resulten.

Falta integrar el más grave, que es el de secuestro exprés, y que fue el que motivó su detención en plena flagrancia, cuando ya tenían en su poder el dinero que le habían exigido a su víctima el sábado por la noche y del cual la propia jefa de Asuntos Internos de la Policía Federal se enteró, ya que hizo acto de presencia en los momentos de la detención de estos individuos. Incluso les dijo "tan seriecitos que se veían".

Es necesario destacar que varios litigantes se encuentran tramitando la liberación de estos individuos, pretendiendo que el número de delitos cometidos sea disminuido para que puedan obtener su libertad.

Incluso han mencionado que cuando sean consignados ante un juez federal lograrán ponerlos en libertad. Por este motivo es que se considera necesario que se consignen por el delito de secuestro exprés, lo que permitiría que por lo menos pasen 40 años en la cárcel.

Los propios defensores públicos federales que han intervenido en la defensa de varias de sus víctimas los acusan de tortura, abuso de autoridad, robo, privación ilegal de la libertad y amenazas de muerte.



ÚLTIMA HORA.

El propietario de una vivienda ubicada en San Lorenzo, hijo de un destacado hombre de negocios, cuyo nombre permanece bajo reserva, detectó que uno de los policías federales detenidos por investigadores de la PGR, a quien le apodan "el Mohicano", cuya fotografía obra en la PGR, es el mismo que hace un mes llegó junto con otros hasta su vivienda, acompañados por policías municipales, y con un hacha derribaron la puerta principal.

Estos individuos, luego de someter a toda la familia, les exigían les entregaran la droga, pero como siempre ocurre, al no encontrar nada, se dedicaron a saquear su vivienda.

Se robaron una pick up de reciente modelo, varias armas de colección de su padre, cuatro televisiones de plasma, una computadora, varios pares de botas vaqueras, ropa, joyería y dinero en efectivo.

La denuncia la interpuso en esas fechas ante la PGR. Ahora espera que estos sujetos no vayan a ser puestos en libertad, pues así como él los ha identificado plenamente, varias personas los han reconocido.

Pese a que la Delegación de la PGR no ha publicado sus fotografías, a diferencia de lo que hacen en la Ciudad de México, presentarlos de inmediato ante los medios de comunicación, se espera que esto ocurra en las próximas horas, ya que sin duda el número de las denuncias aumentaría considerablemente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada