viernes, 22 de mayo de 2009

Acepta policía que perdió la cabeza

El Heraldo
Chihuahua, Chihuahua.- "El elemento aceptó haber perdido la cabeza; de ninguna manera justificaremos una agresión física y mucho menos hacia un periodista", manifestó ayer el titular de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM), Lázaro Gaytán Aguirre, en torno al golpe del policía Arturo Hernández a un fotógrafo de esta casa editora cuando realizaba su trabajo de informar.

Aseguró que el departamento de Asuntos Internos analiza la violación al Código de Honor de la dependencia para precisar la sanción correspondiente y el resultado se dará a conocer en las próximas horas.Expresó que respeta totalmente las opiniones o decisiones a tomar de cualquier persona o grupo social respecto a este caso de agresión, y que luego de conocer la versión del policía, comprendió lo que pasó, más no lo justifica.

Gaytán Aguirre dijo que nunca intentó que la información no se diera a conocer, y que en cuanto se enteró del caso, solicitó a su departamento de comunicación que se presentara en el lugar de los hechos y conociera la situación.

De acuerdo a lo manifestado, la dependencia y su titular no aceptarán que ningún elemento cometa irregularidades en su desempeño público, además de que existe un Código de Honor que debe ser respetado por todos y cada uno de los agentes municipales.

El caso está en manos del departamento jurídico -explicó Gaytán- y el resultado y sanción se dará en pocos días, el cual será aceptado por el policía responsable de esta agresión.De acuerdo con la versión dada por Arturo Hernández a sus superiores, el fotógrafo Pablo Rodríguez no respetó la zona de seguridad durante un operativo de gran riesgo, por lo cual se le llamó la atención, después "perdió la cabeza" y lo agredió.La sanción para este caso puede ser desde una amonestación verbal o escrita; una suspensión de labores; bajar de rango operativo, salir de la corporación, e incluso un proceso penal, lo cual se dará a conocer en las próximas horas.

Los hechos se registraron el pasado miércoles a las 10:00 horas cuando reporteros de diferentes medios de comunicación acudieron a cubrir una persecución efectuada por policías municipales después de haber recibido supuestas amenazas de hombres armados.

Al arribar, como es su trabajo, al lugar de los hechos, el fotógrafo llegó hasta el acordonamiento sin violar el sitio establecido por las autoridades, donde el policía Arturo Hernández Sánchez trató de impedirle que tomara fotografías, al igual que a otros reporteros gráficos que ahí se encontraban.

Debido a que el fotógrafo se mantuvo en su lugar para cumplir su misión, el agente policiaco se molestó, golpeándolo mientras éste enfocaba su cámara para captar el momento de la captura de los sospechosos.

1 comentario:

  1. checate el periodico digital:

    www.LaParadaDigital.COM

    ResponderEliminar